Cómo es el postoperatorio de una cirugía bariátrica

Dr. Juan Carlos Meneu

Número de Colegiado: 

Experto cirujano y actual jefe de servicio del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, en el Hospital Ruber Juan Bravo de Madrid. Ganador de la oposición a la plaza como catedrático en la Universidad Europea de Madrid el 20 de julio de 2022.

Después de una cirugía bariátrica o de reducción de estómago el proceso de recuperación puede variar desde unos pocos días hasta unas cuantas semanas.

No debes preocuparte por la duración del período de recuperación y sin embargo debes concentrarte en cuidar bien tu cuerpo durante todo este proceso.

Obviamente, cuanto mayor sea tu motivación y tu disposición para comprender mejor los desafíos y los problemas emocionales que se presentarán, mayores serán las posibilidades de un viaje exitoso hacia tu estilo de vida más saludable.

Con un buen preoperatorio, la permanencia en el hospital no tiene porqué ser muy larga.

Por eso, después del alta del paciente, la forma más eficaz de acortar el tiempo de recuperación es ponerse en activo prácticamente de inmediato.

Simplemente caminar distancias cortas e incluso cambiar de posición en la cama, promueve la circulación y mejora el flujo sanguíneo ayudando además a que no formen coágulos.

Habrá cambios en la sensación de hambre lógicamente, y en la rutina de alimentación después de la cirugía, por lo tanto, debes prestar atención a tu ingesta de alimentos y, por supuesto también, de los líquidos.

La nutrición es muy importante en el proceso de recuperación. Será una dieta progresiva que se adapte a las texturas sobre todo, durante los primeros días.

Además de una nutrición adecuada, la ingesta de agua también es muy importante, debes beberla en cantidad, durante todo este proceso de recuperación.

El tiempo de sueño y descanso es crucial. Debes permitir que tu cuerpo duerma al menos, 8 horas y además, procurar que descanse perfectamente bien.

Gracias a la cirugía bariátrica, que no es muy invasiva, los pacientes no suelen experimentar dolor y pueden volver a realizar su actividad física normal, en un corto espacio de tiempo.

Con el paso de las semanas, la textura de la alimentación también irá evolucionando en densidad y en espesor.

Y pasadas unas semanas desde la intervención, el paciente podrá realizar una ingesta de texturas como antes de la cirugía.

En cualquier caso, puedes contactar con nosotros sin compromiso, para disponer de información más detallada, de tu caso particular.